BETHLEHEM, Pa. -

Las autoridades del Condado Northampton anunciaron el jueves que solicitarán la pena de muerte en una balacera fatal que ocurrió afuera del Club Puertorriqueño en Bethlehem a principios de diciembre.

El incidente mató a Yolanda Morales de 23 años de edad e hirió a otras cinco personas.

Según investigadores, una pelea dentro del club Puertorriqueño terminó afuera en una balacera.

Morales murió de una bala perdida.

Otras cinco personas resultaron heridas incluyendo a los hombres que ahora enfrentan cargos, Javier Rivera Alvarado y Rene Figueroa de 32 años de edad.

Según investigadores, Figueroa le disparó a Morales y ahora podría enfrentar la pena de muerte debido a dos factores.

“El primero es que los que estaban disparando estaban poniendo a otras personas en peligro. Entonces cuando alguien comete un homicidio y hay otras personas que pueden resultar heridas eso se considera un factor agravante y autoriza la pena de muerte,” dijo el fiscal para el condado Northamton, John Morganelli.

El otro factor es que Morales fue asesinada mientras que Figueroa le estaba disparando a alguien más, otro delito grave.

En cualquier caso, Morganelli dice que él y su oficina tienen mucho trabajo delante de ellos.

“Este caso no es fácil, hay muchos testigos que tienen diferentes versiones de lo que pasó pero es nuestra obligación de establecer el caso más allá de duda razonable.”

En una entrevista telefónica, Taniva García, una amiga de la familia Morales dice que  la familia apoya la decisión del fiscal.

“La familia Morales apoya la pena de muerte cien por ciento.  Ellos sienten que cualquier individuo que pierde su vida a tal violencia se merece justicia y la familia merece tener paz.”

García añade que la familia está preparada para seguir adelante.

“Ellos no quieren hablar de esto, quieren dejarlo en las manos de las autoridades y seguir adelante con sus vidas y recordar a Yolanda de la manera que ellos quieren recordarla.”

Figueroa es el único que enfrenta cargos de homicidio.

El y Alvarado enfrentan varios cargos que incluyen agresión con agravante e intento de homicidio.

Aún no hay fecha para el juicio.