Es una historia de una joven mujer que nunca se ha dado por vencida.

Día a día ella está llegando a nuevos niveles mejorando así un problema en su desarrollo.

Marylin Sánchez reside en el condado Berks y desde su nacimiento, fue diagnosticada con Parálisis Cerebral.

La enfermedad limita la actividad de una persona. 

Por lo tanto, Marilyn no puede mover la parte derecha de su cuerpo.

Pero ella nunca se ha dado por vencida y ha hecho mucho progreso.

Maria Chavez, madre de Marilyn dice, "Ella es una niña normal pero ella no tiene la suficiente fuerza en su brazo entonces yo creo que la motiva que ve a otros niños que pueden hacer todo y entonces ella lo quiere hacer."