ALLENTOWN, Pa. -

Fue en el 2008 que Ernesto Galarza fue detenido por error durante  un operativo anti drogas en el condado Lehigh.

A petición del servicio de inmigración y control de aduanas Galarza fue encarcelado por oficiales locales durante tres días.

Pero cuando finalmente tuvo su entrevista con el agente federal, se descubrió que Galarza era ciudadano estadounidense, nacido en Nueva Jersey.

Años después la ciudad de Allentown y el gobierno federal llegaron a un acuerdo con Galarza por haber violado sus derechos civiles.

Y ahora siguiendo la decisión de la corte que la petición para las detenciones son voluntarias y no obligatorias la cárcel a anunciado un cambio en su póliza en relación con tales peticiones.

"Simplemente hemos notificado a los agentes de inmigración que no vamos a honrar estas órdenes de detención emitidas por la agencia. Solo vamos a reconocer las órdenes que tienen una firma judicial." dice Edward Sweeney, director de la cárcel.