ALLENTOWN, Pa. -

Al ver los documentos de la corte, el preparador de impuestos, Sergio de La Hoz, dice que lo que presuntamente hicieron cuatro residentes de Allentown con la ayuda de otros conspiradores para defraudar el gobierno federal no fue nada fácil.

" Es un crimen en lo cual se tienen que mover muchas fichas, es decir hay mucha gente involucrada." Dice Delahoz.

Según oficiales, los acusados usaron  identidades robadas de Puerto Rico para preparar declaraciones de impuestos con el fin de recibir reembolsos.
 Entre las fechas de junio del 2011 hasta abril del 2012,  Liberado Peralta, sus hijos Florentina Peralta y José Peralta, y Fayez Antonios y otros conspiradores.

Presuntamente sometieron al rededor de 111 declaraciones de impuestos falsos solicitando un total de mas de 700 mil dólares.

El gobierno federal terminó mandando por lo menos 40 cheques que fueron enviados a  diferentes direcciones dentro y fuera de la ciudad de Allentown, y  pagó mas de 250 mil dólares en reembolsos.

Fiscales dicen que los acusados también cobraron cheques de reembolso fraudulentos y cheques de préstamos de reembolso a través de empresas locales que  pertenecían a ellos o a amigos como el Xpress Auto Sales in Allentown.

Resultando en mas de 370 mil dólares en dinero presuntamente robado del gobierno.

Investigadores aun están buscando a las otras personas  involucradas en esta red de fraude.

Según el gobierno federal, el fraude de reembolso de impuestos, costó a los contribuyentes de impuestos, casi 4 mil millones de dólares en el 2013.