ALLENTOWN, Pa. -

Llegan nuevos cambios para la industria del bronceado en Pensilvania.
El gobernador Tom Corbett firmó el martes una nueva ley que restringirá el uso de las camas solares.


La nueva ley le prohíbe a cualquier persona menor de 17 años de edad usar las camas de bronceado y requiere que los clientes que tengan 17 años de edad obtener el permiso de sus padres.


Según el gobernador el objetivo es reducir el riesgo de cáncer de la piel en los jóvenes.


"En el caso de las camas de bronceo, mucha gente joven acude a ellas y hay gente que tiene la impresión que no son dañinas y eso es falso," dice el Dr. Álvaro Carrascal con la Sociedad Americana contra el Cáncer.
La nueva ley entra en efecto en 60 días.


Además de las restricciones de edad, la ley también requiere que centros de bronceado se registren con el estado y paguen una cuota anual.
Cualquier centro de bronceado que viole la ley podría enfrentar una multa de hasta mil dólares.