ALLENTOWN, Pa. -

 Muchos ciudadanos  esperaban ansiosamente la respuesta que promete dar derechos e igualdad a matrimonios del mismo sexo en el estado.

Personalidades públicas tales como el gobernador Tom Corbett han demostrado su descontento con la implementación de los matrimonios entre homosexuales, pero hoy en un comunicado dijo que no apelará el fallo del juez. Corbett agregó que como católico, su fe y sus principios no han titubeado, pero que como gobernador tiene que seguir las leyes interpretadas por la corte.

Desde este momento es oficial el derecho a matrimonios entre homosexuales en el estado de Pensilvania, y ya muchas parejas han acudido a comprar las licencias de matrimonio que corresponden para ejercer este derecho.