BETHLEHEM, Pa. -

Todo comenzó aquí en la cuadra 900 de la calle Hellertown en la ciudad de Bethlehem.

Los oficiales Michael Diluzio y Blake Kuntz estaban patrullando el área cuando oyeron una llamada sobre una disputa doméstica donde un hombre tiro a una mujer de su vehículo y huyo de la escena con su hijo de tres años en el auto.

"Un poco rato después el centro de comunicaciones alertó que había un hombre llamando desde el séptimo piso del garaje del casino Sands y dijo que el estaba ahí y que su hijo estaba bien pero que no podía garantizar su seguridad." dice el oficial de policía Michael Diluzio

Los oficiales hicieron prisa hasta el séptimo nivel se estacionaron a una distancia y se acercaron al sujeto.

En solo segundos los oficiales agarraron al niño y lograron halar al hombre antes que saltara.
Ambos el hijo y su padre quedaron sin heridas.

Es algo que estos oficiales dicen es simplemente parte de su trabajo, pero ambos admiten que ese día su trabajo salvo vidas.

El hombre ahora enfrenta cargos que incluyan agresión, acoso y poner en peligro el bienestar de un niño. El niño ha sido reunido con su mama.