READING, Pa. -

Anna Schmeer nunca pensó que iba a comenzar el año nuevo con una pelea familiar.

Cuando hablamos con ella, estaba a punto de visitar a su hijo quien fue hospitalizado, después de que fue presuntamente apuñalado por su propio padrino.

Autoridades dicen que esto ocurrió mientras la familia estaba dando la bienvenida al año nuevo.

Le preguntamos a Anna qué fue lo que provocó la pelea, y ella dice que probablemente fue algo estúpido que causó el incidente, y que Thomas presuntamente estaba tomando cerveza y vodka.

El sospechoso Thomas Drey enfrenta un larga lista de cargos criminales y está tras las rejas bajo una fianza de 25 mil dólares.