Lisandra Hance-Ramírez y Alexia M. Pérez están en prisión

LANCASTER, Pa.- Autoridades policiales dijeron que frenaron una operación de narcotráfico que operaba desde Reading hasta Lancaster.

El grupo de trabajo antidrogas del condado Lancaster anunció el viernes los arrestos de dos mujeres, Lisandra Hance-Ramírez y Alexia M. Pérez, por presuntamente traficar metanfetamina desde Reading, donde vivían, al condado Lancaster.

Las mujeres, que estuvieron bajo vigilancia, fueron arrestadas en la carretera South Ridge en el área de Reinholds del municipio West Cocalico el 4 de octubre y los detectives encontraron dentro de su automóvil unas seis onzas de metanfetamina, con un valor en la calle de aproximadamente $ 3,000. 

"Estamos viendo una gran afluencia de metanfetamina en nuestra comunidad", dijo el fiscal de distrito del condado Berks, John Adams. "No es solo nuestra comunidad. Es Pensilvania y la costa este".

Adams dijo que él y el fiscal de distrito del condado Lancaster, Craig Stedman, atribuyen la afluencia a un excedente de producción y una caída de los precios en la calle.

"Aquí en Reading, creemos que casi toda la metanfetamina que estamos interceptando proviene de un lugar: de México", explicó Adams. "La metanfetamina es algo que también se puede fabricar localmente".

Hance-Ramírez, de 48 años, y Pérez, de 30, fueron procesadas ​​por delitos graves de drogas. Las mujeres fueron inicialmente confinadas en la prisión del condado Lancaster con una fianza de $ 500,000 cada una. Desde entonces, un juez aprobó una solicitud de la defensa de reducir ese monto a $ 100,000, según documentos judiciales. Permanecen aún tras las rejas.

Las autoridades no han dicho si alguien más estuvo involucrado en la operación o cuánta metanfetamina fueron responsables de canalizar hacia el condado Lancaster.