El incremento será de un 3.9% para el año 2020

ALLENTOWN, Pa.- Aunque con una votación dividida, los comisionados del condado Lehigh aprobaron un aumento de 3.9% a los impuestos a la propiedad para el presupuesto del año 2020. 

Con una votación 5-3, los comisionados aprobaron el jueves una enmienda al presupuesto propuesto para 2020 que incrementa los impuestos a los propietarios en un 3.9%. Los tres comisionados demócratas, Amy Zanelli, Geoff Brace y Dan Hartzell, votaron a favor del aumento de impuestos. Pero hicieron falta dos republicanos, Nathan Brown y Marc Grammes, para tener una mayoría en la aprobación del aumento.

El aumento de impuestos era apoyado por el ejecutivo del condado Phil Armstrong y su administración. No fue un aumento de impuestos tan grande como la administración había esperado. Originalmente Armstrong quería un aumento de impuestos del 5.5% sobre la propiedad en el condado.

El presidente republicano, Marty Nothstein, y los comisionados Amanda Holt y Brad Osborne votaron en contra del aumento de impuestos.

El comisionado Percy Dougherty estuvo ausente de la reunión del jueves por la noche.

La votación del jueves sobre el presupuesto 2020 es la primera revisión del proyecto de ley. Un total de 18 enmiendas presupuestarias habían sido programadas para votación al comienzo de la noche.

La reunión atrajo a una gran audiencia, compuesta principalmente por residentes del condado Lehigh que expresaron su oposición a la subida de impuestos.

Los defensores del aumento de impuestos argumentaban que aumentar los impuestos era prudente para la planificación financiera a largo plazo. Dijeron que si no se aumentaban los impuestos ahora, se tendrían aumentos aún más altos en los próximos años.

Los opositores dijeron que no había una crisis financiera real en el condado. Agregaron que la administración Armstrong no ha reducido adecuadamente los gastos, que es lo que la gente hace normalmente cuando se enfrentan a una crisis financiera. Los comisionados también citaron un informe de una agencia de crédito de terceros, que mostró que el condado tenía saldos de caja saludables.