La pieza de arte fue creada por Henry Bermúdez para brindar esperanza a quienes sufren de adicciones

FILADELFIA, Pa.- El que fuera un campamento de personas sin hogar alguna vez y el epicentro de la epidemia de opioides de Filadelfia se viene transformando.

El miércoles, el alcalde Kenney presentó un nuevo mural ubicado debajo del paso elevado en las avenidas Kensington y Lehigh.

Está al otro lado de la calle de donde solía estar uno de los campamentos más grandes de la ciudad.

"Representa cuán resistentes son los residentes de Filadelfia y cuánto nos preocupamos por nuestros vecindarios y que nunca haremos la vista gorda a las comunidades en peligro", dijo Kenney en su discurso para la inauguración. 

Este evento se produce exactamente un año después de que la ciudad comenzó sus esfuerzos de limpieza, denominada Proyecto de Resiliencia. El proyecto logró cerrar el campamento al que hicimos referencia en líneas anteriores, así como otros tres.

Ahora, un nuevo mural marca el primer aniversario de ese proyecto de lucha contra la epidemia de opioides en Filadelfia.

El mural se titula "Free and Clean", lo que en español significa "Libre y Limpio".

La pieza de arte fue creada por Henry Bermúdez, y se encuentra en el corazón de la comunidad de Kensington en donde hace un año docenas de personas residían en un campamento.

El mural brinda esperanza y anima a las personas a mirar hacia el futuro, especialmente aquellas que luchan contra las adicciones.

Todavía hay más progreso por hacer, pero los líderes ven en este mural como un hito edificante.