• Investigadores buscan un segundo teléfono celular que supuestamente tenía la madre de los niños.

  • Los niños fallecieron días después en un hospital.

ALBANY TWP., Pa.- La policía del estado de Pensilvania obtuvo una quinta orden de allanamiento en su continuo esfuerzo por descubrir pistas sobre la muerte de dos niños que fueron encontraron inconscientes dentro de su hogar en el condado de Berks el mes pasado.

Esta última orden es para buscar un segundo teléfono celular que pertenece a la madre de los niños, Lisa Snyder. Según la policía, este dispositivo fue usado por la mujer llamar al 911 el 23 de septiembre, día que informó haber encontrado a sus dos hijos colgando de un cable en el sótano de la casa de la familia, ubicada en la ruta 143 del municipio Albany.

Los niños, Conner Snyder, de 8 años, y su hermana de 4 años, Brinley, murieron en el hospital unos días después.

La policía dijo que ya había incautado múltiples dispositivos electrónicos de la casa, incluido otro teléfono celular negro UMX de la madre de los niños, mientras ejecutaban órdenes de registro anteriores. Autoridades dicen que no sabían que ella tenía un segundo teléfono celular, un Samsung Galaxy Note 9, hasta que entrevistaron a su hijo de 17 años.

"Revisaremos cada evidencia que hayamos obtenido y la examinaremos a fondo hasta que podamos llegar al fondo de esto", dijo el viernes el fiscal de distrito del condado Berks, John Adams. "Esperamos encontrar algunas respuestas a lo que les sucedió a esos dos niños".

Las autoridades dijeron que también están a la espera de los resultados de más pruebas que se realizaron como parte de las autopsias de los niños, y prometieron no dejar piedras sin mover en un caso que no ha sido fácil para quienes están estrechamente involucrados en la investigación.

"Es realmente, ya sabes, es un caso difícil y emocional para muchas personas", dijo Adams, "y es difícil para nosotros que somos fiscales, los investigadores. Queremos obtener algunas respuestas, y vamos a trabajar difícil y diligentemente para obtener esas respuestas ".

El forense del condado Lehigh está trabajando en estrecha colaboración con la policía estatal y el fiscal de distrito del condado Berks ya que los niños murieron en el hospital del Valle Lehigh, cerca de Allentown. A principios de esta semana, dijeron que los resultados completos del laboratorio de autopsias podrían tomar semanas.